Que bonitos son los vestidos bordados, verdad?

Y si los bordados son en color amarillo llenos de alegría y luz, son todavía más bonitos!

Hoy os enseño uno de mis looks favoritos y es que la combinación de este vestido bordado con las sandalias Takeme de los mismos tonos no me podría gustar más!

El vestido tiene un corte apto para embarazadas y no aprieta, es muy sueltecito y su escote favorece mucho.

Personalmente me parece un vestido perfecto para verano, es cómodo, bonito y favorecedor!

Las sandalias de Takeme os sonarán si seguís mis historias de Instagram y Facebook, ya que abrí la caja con vosotros y os enseñé su contenido.

En la caja venían las sandalias súper bien empaquetadas y una mochila y crema reparadora de pies como obsequio, un detallazo de la firma de calzado española para sus clientes!

Me encanta el diseño de estas sandalias, muy colorido y alegre. Este tipo de calzado de piel se caracterizan por su comodidad y doy fé de ello! soy muy muy cómodas.

El resto de complementos del look, los puse en amarillo y azul para crear un armonía estética y no sobrecargar de colores.

¿Qué os parece el resultado?

Espero que os guste tanto como a mí! y os inspire en vuestros looks de verano.

Un abrazo

Llevo puesto/I wear:

Vestido/Dress: Comprar aquí

Sandalias/Sandals: Takeme, comprar aquí

Gafas/Sunglasses: Navoptica

 

 




¿Te Gusta?

By jcgomez © 2018. All Rights Reserved.