En el post de hoy os explico cómo saber la talla de sujetador que debemos usar. 


Muchas diréis que saberlo es algo básico, pero aunque parezca mentira, hay un porcentaje muy alto de mujeres que no saben qué talla usan exactamente. 

Algo imprescindible para todas nosotras, ya que así la prenda se ajusta debidamente al cuerpo y conseguimos el efecto estético deseado, además de evitar el desarrollo de diferentes patologías mamarias.


Entonces, ¿cómo saber la talla correcta de sujetador?

La talla del sujetador está compuesta por contorno y copa.

El contorno viene determinado por números y la copa por letras.

Para hallar nuestra talla idónea primero medimos el contorno (bajo pecho). Esta longitud, en centímetros, es la que marca el número de las tallas del sujetador (85, 90, 95, etc.).

Y seguidamente medimos el contorno del busto colocando el metro por la parte más prominente del pecho (sobre el pezón). 


La diferencia entre ambas cifras dará el resultado de la copa a utilizar, teniendo en cuenta esta tabla de correspondencias:

– Diferencia de 10 cm: copa A.
– Diferencia de 15 cm: copa B.
– Diferencia de 17.5 cm: copa C.
– Diferencia de 20 cm: copa D.
– Diferencia de 22.5 cm: copa E.

Os voy a poner un ejemplo para que os quede más claro:

Si tienes 90 centímetros de diámetro por encima del pezón y 75 por debajo del pecho (90-75=15 cm), tu copa será una B. 

También unos truquillos para detectar si usáis la talla correcta:

1. La parte trasera del sujetador debe permanecer en posición horizontal y perfectamente alineada con la parte delantera. Si la parte trasera queda más alta que la delantera, significa que llevamos una talla de contorno mayor de la que nos corresponde.


2. La entrecopa debe quedar ajustada al cuerpo, pero siempre sin que se clave. Si está separada significa que necesitamos más talla de copa. 

3. Si realmente es la talla que nos corresponde, podremos levantar los brazos sin que se desplace hacia arriba con nuestros movimientos.

Y tú, ¿usas la talla correcta de sujetador?




¿Te Gusta?